Nuestro cuerpo está preparado para moverse y no para permanecer estáticos.

Después de un período de tiempo en el que el confinamiento en los domicilios nos ha reducido la movilidad, hemos podido constatar la necesidad y la importancia para nuestra salud, de movernos  y practicar ejercicio de manera regular.

Y es que nuestro cuerpo está preparado para moverse y no para permanecer estáticos. Con el sedentarismo aparecen molestias y dolencias de  carácter muscular y articular que pueden limitar nuestra actividad diaria.

Una buena manera de luchar contra el sedentarismo y mantenernos activos, es caminar de 30 a 45 minutos al día ya que muchos son los beneficios que podemos obtener de este ejercicio:

  • Mejora el sistema cardiovascular disminuyendo el riesgo de sufrir hipertensión o una cardiopatía, además de fortalecer nuestros pulmones.
  • Mejora el sistema músculo esquelético fortaleciendo huesos y musculatura.
  • Mejora nuestra salud mental, ayudándonos a mantener un mejor estado de ánimo y disminuyendo el riesgo de sufrir estrés o ansiedad.

Hemos de añadir, que además de ser un hábito saludable, su práctica es de suma facilidad ya que no requiere de instalaciones, ni prácticamente material para poder practicarla, más allá de un calzado adecuado.

Se ha de puntualizar que caminar no es lo mismo que pasear, ya que el objetivo es mejorar nuestro organismo. Por lo que tendremos que tener en cuenta la distancia, el tiempo y el ritmo al que caminamos.

En el caso de sufrir alguna lesión o patología, es recomendable visitarse con un médico o acudir al fisioterapeuta, para que nos pueda indicar la manera más correcta de realizar ejercicio terapéutico.

En FisioBcn ponemos a vuestra disposición todo nuestro equipo de profesionales, así como nuestra tecnología para poder ayudaros a conseguir vuestras metas y mejorar vuestra salud de una manera segura y eficiente. «

Como expertos en fisiotecnología, podemos ayudarte

93 217 86 55